Sibylle Baier: súper estrella fugaz

Como una estrella que decidió brillar sólo para su círculo íntimo, Sibylle Baier grabó sus canciones domésticamente con una guitarra sola frente un sencillo magnetofón para nunca mostrárselas al mundo.
Instalada en Stuttgart en los setenta, Sibylle abandonó sus facetas como cantante, costurera, pintora, actriz y bailarina para dedicarse a las labores familiares. Afortunadamente su obra quedaría para la posteridad. Se movía en un círculo bohemio en el que también participaba el director Wim Wenders (apareció en la película “Alice in the Cities”) y sus grabaciones registradas entre 1970 y 1973 fueron desempolvadas por su hijo Robby del ático familiar.

Sibylle_Baier_01

El rescate llegó a manos de J Mascis de Dinosaur Jr quien lo reenvió al sello de Athens (Georgia) Orange Twin. Fue esta primera edición fechada en 2006 la que Wenders descubrió en Chicago mientras recorría una tienda de discos. Una cara familiar en la portada le recordó un antiguo cassette que guardaba por décadas y decidió contactarla para pedirle una nueva canción para su próxima película. “Let Us Know”, una perfecta continuación de su obra musical con treinta años de abandono, figuró en “‘The Palermo Shooting” (2008).

 

Sibylle_Baier_03

“Colour Green” es una colección catorce postales en sepia de un mundo íntimo, que solo se revelaba cuando su familia estaba dormida. Las alegrías y tragedias hogareñas se revelan en las travesuras de sus retoños (“Softly”) o el regreso a casa para encontrarse con su amado (“Tonight”). Sin experiencia previa, la primera canción que escribió fue “Remember the Day” para intentar transmitir la alegría de vivir tras un viaje por los Alpes.

Hay quienes establecen paralelos entre su obra y la de Vashti Bunyan, Leonard Cohen o Joni Mitchell. Valga para intentar explicar en palabras la melancolía y el tono profundamente confesional de unas canciones que se suponía que nunca debieron ver la luz. Sin embargo, “Colour Green” es una preciosa anomalía: fue concebido en Alemania con un aura folk que no se puede relacionar con sus contemporáneos. Cada uno de sus temas es leer un diario robado, un pasaje a un instante fugaz que sólo existía en la penumbra de un hogar mientras los niños estaban en la cama y la casa estaba lista para un nuevo día.

 

Sibylle_Baier_04


Suena como: Vashti Bunyan, Leonard Cohen, Joni Mitchell, Nico.


Hit Esencial: “Softly”, ahora las madres postean fotos en Facebook de sus hijos. Antes escribían sus propias canciones de arrullo.

Canción oculta: “The End”, el trago amargo de una ruptura  también trastorna a las chicas más dulces.

Por Gerardo De la Maza

Gerardo de la Maza