The Boy Friend (1971)


Después de la controvertida The Devils, Ken Russell se decantó por el escapismo rodando un divertimento, The Boy Friend (1971) protagonizada por el icono de la moda de aquella época, Twiggy. Ken y Twiggy eran amigos desde hacía tiempo y una noche, en una cena, Twiggy le comentó a Russell lo fascinada que había quedado al ver la obra de teatro musical The Boy Friend de Sandy Wilson y así fue como surgió la idea loca de hacer esta adaptación, en la que Ken Russell se empeñó que Twiggy debía ser la actriz principal. Ella, que nunca había actuado, ni menos bailado y cantado en escena, obviamente tenía sus reticencias. Al final, determinada, luchó por el papel y habiéndole dado el director seis semanas preparatorias, Twiggy trabajó duramente para interpretar el papel de Polly, el cual lo bordo y llegó a obtener dos Globos de Oro por su actuación.


La película cuenta la historia de una troupe de actores que respresentan un espectáculo musical que trata sobre las intrigas amorosas de una jovencita en los años 20. Mientras sucede la acción en el escenario podemos ver entre bambalinas las diferentes relaciones entre los personajes. Pero no todo queda ahí, por un lado tenemos a un productor muy importante de Hollywood que llega al teatro para presenciar la obra, este evento desata la lucha de egos entre algunos actores, y por otro lado está Polly, la asistenta tímida y chica para todo que debido a un accidente de la actriz principal, se ve obligada a remplazarla, cumpliendo su sueño de actuar al lado del actor protagonista que ella tanto ama. De hecho, la película funciona en tres niveles, uno es la historia en sí de los actores y como Polly debe desenvolverse en el escenario, el segundo, el argumento del musical y tercero las secuencias exuberantes de fantasía que se suceden a lo largo del metraje.


The Boy Friend es un homenaje perfecto a los films de Busby Berkeley, un musical delicioso que nada más acabar sientes las ganas imperiosas de volverlo a ver de nuevo.

Making of: